image
Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque. Perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusa.
Entradas recientes
Search
 

Blog




Entonces, ¿A que renunciamos?

Re definir tus formas de trabajar empieza con un paso: Renunciar.

¿Alguna vez te han dicho que tu modelo de trabajo no es el correcto?

A mí me lo han dicho varias veces: “Vero, ¿por qué empiezas a trabajar a las 11am?», ¿Eres productiva cuando duermes tanto?” “¿Cómo que sólo tienes 4 clientes al mes? -¡Estás loca! ¿Cómo pagas tus cuentas?”.. “¿Por qué no usas el algoritmo real de tiktok para alcanzar más audiencia?”, etc, etc, etc..

Ok, reconozco que siempre he sido mi propia jefa y mis formas de trabajar no son las más convencionales (eso trae sus ventajas y desventajas).

Entonces, ¿qué se hace con tanto prejuicio? ¿debo cambiar yo o debería cambiar el sistema? ¿cuál es el modelo de trabajo “ideal”?

Primero comprender que no existen sistemas de trabajo más o menos eficientes, solo existen las formas de trabajar que funcionan para ti. Segundo, la clave no está en cambiar el modelo, sino redefinirlo.

Hemos glorificado por siglos sistemas de trabajo donde estar produciendo 24/7 es lo “normal”. Nuestra cultura y  ‘ética laboral’ han impulsado el burnout, la comparación, la competencia, el falso empoderamiento y workaholism como “única forma de hacer”.

No es raro entonces, que cuando no sigues esta estructura, te definas como  “vago”, “poco eficiente” o creas que no tendrás éxito. Esto sólo ha conseguido que optes por un modelo estándar y te separes de  las formas más  naturales que celebran tu  individualismo.

Entonces, en vez de juzgar, empieza con un primer paso: Renunciar.

Pero, ¿a qué renunciamos?

No necesariamente al trabajo, renunciamos al sistema de pensamientos y hábitos culturales que excluye lo más fundamental de nuestra esencia humana: el deseo de estructura y el deseo de juego.

Renunciamos a la idea de que el mismo modelo que le ha funcionado a tu jefe, a tu mejor amig@, a tus padres o a los que admiras, será el mismo modelo que te asegure el éxito a ti.

Eres un ser único  y es momento de conocer cómo funciona tu particularidad para honrar tu esencia y que sea parte de tu éxito, ya sea en una relación de trabajo dependiente o autónoma.

Como compartí en mi último live: La gran renuncia, con la experta en gestión empresarial y coach Paola Traverzo, renunciar a este modelo es darnos cuenta que tenemos derecho a elegir. 

Empieza a hacerlo contestando estas preguntas:

  • ¿Qué hábitos y formas individuales te funcionan para trabajar?

  •  ¿Las estas celebrando o las estás juzgando?

  • ¿Qué mensaje te repites cuando no estás trabajando?

  • ¿Qué asociaciones neuronales fortalecen esta historia que te repites?

  • ¿A qué parte de la forma que tienes de trabajar, quieres renunciar?

Todos los sistemas de trabajo son válidos y exitosos. Pero la forma en la que TU secretamente deseas hacerlo y ganar dinero, es la forma en la que el universo quiere que lo hagas, así que ¡atrévete a seguirla!

Con Amor

Comienza con una mentoria uno a uno donde te apoyo a que consigas el éxito a tu manera. 

NOTA-Disclaimer :

Estas practicas e información no son para “mejorar tu vida” sino para que empieces a vivirla como tú quieras. Este contenido no reemplaza una mentoria o una re programación. 

Dejar un comentario